Barreras de hoy, escombros de mañana

Nos complace presentaros el primer número del que esperamos sean muchos más de “Strangis”.

Un fanzine sin otra pretensión que hacerte pasar un rato divertido, incluso iluminarte la mente y el alma, aunque en realidad si nos convertimos en tu lectura amiga de tus momentos intimo – escatológicos nos sentiremos satisfechos. Así, esperamos que en alguna ocasión te dejemos con el ojete torcido.

Para este primer número queremos proponeros como concepto, porque nosotros nos basamos en conceptos en el sentido mas primario y complejo, la palabra “Muro”.

383175_2629518510736_534319293_n

Queremos hablar de esos muros oscuros, sombríos, malolientes,olvidados y relegados a la lluvia dorada y vomitonas de borrachos inconscientes de lo que allí están mancillando. Aquellos muros que ya sólo son escombros y recuerdos de épocas pasadas, unas veces por suerte y otras por desgracia. Los que dividen a países y personas de una manera vergonzosa y que irónicamente se convierten en lienzos en los que artistas callejeros plasman su crítica contra lo que representan, tan irónicos como dibujar arboles en papel. Los muros de las prisiones tan llenos de villanos o héroes, según se mire, y tan vacíos de políticos , familiares reales y folclóricas.

Asimismo, podríamos hablar de “El Muro” de Sartre, lo cual requería de ideas mas existencialistas, pero a un servidor, como existencialismo, sólo se le ocurre la duda de si decantarme por estuco o gotelé, o en su defecto, el gran debate abierto ladrillo versus pladur. Esto me llevaría, sin duda alguna, a caer en la banalidad de extenderme y profundizar demasiado en un mundo tan maravilloso y apasionante como es el de la mampostería.

Para terminar, dado el concepto que nos ocupa, es de recibo mencionar la mítica canción de Pink Floid y posterior película en la que cada ladrillo representaba un daño sufrido en la vida curado a base de dobledosis de drogas. Como esto no pretende ser un manual de inducción al suicidio, sino todo lo contrario, queremos invitaros a derribar los peores muros de todos, los mentales, que son los que aprisionan nuestras ideas mas reales, a golpe de martillo y cincel.

P.D.la última idea es pura metáfora, lo digo por si a alguno se le ha ocurrido reventarse la cabeza con una maza. ¡No hacer!

                                                                                                     Histrión de Albañal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s