I Parte: Reciclando plástico con Arte

El plástico, ese material que genera tanta basura y que tarda muchísimos años en desaparecer, puede convertirse en un elemento artístico y ser así reutilizado. Esto mismo es lo que han pensado multitud de artistas que han visto en el plástico un potencial artístico. En este artículo os traemos una muestra de algunos de esos artistas “plásticos” de diferentes partes del mundo que nos demuestran que en el tema de reciclar plástico, tienen mucho arte.

1-angel

“Freedom “es el título de esta escultura del colombiano Eduardo García Martínez realizada con botellas de plástico desechables.

2-rhinoceros

“Rhinocerose”, obra del inglés Robert Bradford, artista que se dedica crear esculturas de animales y personajes con toda clase de juguetes de plástico reciclado.

3-sound-wave

La coreana Jean Shin, ha creado la obra Sound Wave, realizada con discos de vinilo. ¿Sonará la ola?

4-calavera-Metal-Angles

El estadounidense Brian Dettmer, más conocido por sus creaciones reciclando libros, se ha sumergido en el plástico para realizar esta calavera perteneciente a una colección que hizo de calaveras y esqueletos utilizando como material casetes derretidos. ¡Increíble se pueden ver hasta los grupos de música de las cintas!

5-plastic-horses-1024x691

Esta obra con gran sensación de movimiento lleva por título “Emengence”, es del artista japonés Sayama Ganz, quién realiza sus obras reciclando diversos utensilios de plástico para crear esculturas.

 

 

“Tras los visillos”. Cirugía plástica y asesinatos.

Os traemos un cortometraje de Gregorio Muro y Raúl López, en el que Gorka Aginagalde, como cuenta en la entrevista que le hicimos, interpreta a su personaje más plástico.

Cirugía plástica y asesinatos se entremezclan en “Tras los visillos”, un cortometraje multipremiado.

Basura , Recauchute y Futuro.

A decir verdad la palabra de este número así de primeras no me dice nada muy positivo, es más, lo relaciono con lo sintético, como el mar blanco parcelado de Almería, con la basura y contaminación de la isla de mierda flotante en el Pacifico, con la casa de un enfermo de síndrome de Diogenes y con artículos de baja gama y calidad. Y sí por qué no decirlo, también lo relaciono con mis queridos bazares chinos, de los que ya hablé en otro número de Strangis, con sexo artificial de muñecas, muñecos y hasta ovejas hinchables, con vaginas en lata y penes de goma, con los chándals de táctel que con tan buena percha lucían los yonkis de los años 80s y 90s o con la cirugía estética de famosos sobrerecauchutados que dan grima. Todo esto lo asocio al Plástico, tema de este Strangis número cinco, evitando la rima fácil con el número.

plasticocollagefihnal

Recuerdo América 3000, película casposilla y postapocalíptica sobre la lucha de sexos de estética al estilo de Mad Max pero mas cutre, donde la humanidad en el futuro tiene un idioma un tanto especial en el que denominan “plástico” a algo que es malo, chungo, vamos que es una mierda, y “plástico guay” a algo que es bueno, que mola. Así, dicho esto, tengo que decir que a pesar de las connotaciones negativas que me sugiere el tema, tendré que hablar también de su lado bueno, que lo tiene. Por lo tanto, el lado bueno de este material para mi sería el arte plástico, y ahondando aún más, la plastilina con la que muchos hicimos nuestros primeros pinitos creativos como escultores, sí ya sé que algún escatológico por ahí empezó con otros materiales mas orgánicos, pero el resto de los mortales comenzamos, y muchos terminamos, siendo escultores de plastilina.

Y mezclando todo, están los artistas plásticos que hacen esculturas a partir de desechos plásticos de basuras, que están operados con cirugía plástica, y visten chándal de táctel, vamos, en definitiva unos retorcidos plastiqueros de oveja hinchable.

A pesar de todo lo dicho anteriormente, la verdad es que, indiscutiblemente el plástico forma parte de nuestras vidas, vivimos en un mundo plastificado. El plástico está implantado y asentado en nuestro día a día en objetos que utilizamos diariamente, como en las bolsas con las que hacemos la compra, las botellas con las que bebemos, los aparatos con los que escuchamos música, complementos de ropa, incluso nos vestimos con objetos de plástico, y así podría seguir enumerando objetos y cosas hechas de plástico que nos acompañan en nuestra vida cotidiana.

bolsa-plastico

Pero, ¿quién sabe? Quizás en un millar de años aproximadamente, si la humanidad todavía existe y no ha sido envenenada por el plástico que produce ahora, puede pasar que el plástico haya sido ya olvidado y sustituido por otro material menos nocivo. En este caso, ya puestos a suponer, se puede dar la inverosímil situación que haya gente que se dedique a desenterrar vestigios plásticos cual arqueólogo de civilizaciones perdidas, y los objetos plásticos se expongan en vitrinas de museos como fósiles de dinosaurios. Como por ejemplo, me imagino un bote de Actimel con una leyenda al lado que diga…

actimel

Histrión de Albañal

¿Qué se utilizaba antes de los plásticos? Los Polímeros Naturales

El ámbar, el asta de un animal, la goma laca y la gutapercha son los precedentes de los polímeros actuales y son en la naturaleza donde se ubican. Así encontramos al Ámbar, resina de coníferas que, tras derramarse del árbol, endurece y atrapa todo lo que se interpone en su camino (plantas, insectos…). ¿Cómo, cuándo empezaron a usarlos el género humano? La respuesta es conjetural….Lo que sí se puede afirmar es que ya los egipcios, en la época faraónica, además de utilizar resinas naturales para embalsamar a sus muertos también usaban las astas de los animales (calentándolas) para moldear sus objetos cotidianos.

Mosquito fosilizado en ámbar

Estos conocimientos, estas costumbres, también se aplicaban en la Europa Medieval, donde los conocidos como asteros realizaban cucharas, peines o faroles. La Goma Laca se produce gracias a las secreciones de un insecto rojo llamado ‘Lac’, y este polímero nace en la India y en el sudeste de Asia. Dos son los tipos de goma laca más conocidos o extendidos: la goma laca naranja y la goma laca blanca. Ambas se disuelven en alcohol y ambas se pueden aplicar sobre superficies, dejando éstas últimas brillantes e impermeables. Por último, tenemos la Gutapercha, goma vegetal similar al caucho que se obtiene mediante incisiones a ciertos árboles que se encuentran en las islas orientales. Translúcida, sólida y flexible (característica importante que la diferencia del caucho), los indígenas la utilizan para recubrir objetos y recipientes.

He de reconocer que me he vuelto un poco loco a la hora de recabar información, pero por algo firmo como firmo, ¿no?

Saludos,

Un estudiante

Round 5: Blue Demon Vs Gorka Aginagalde

Mi nueva víctima ha traspasado fronteras gracias a su trabajo e indiscutible talento. Hablo de Gorka Aginagalde, un hombre polifacético donde los haya, actor, cantante y humorista, que reparte sonrisas y carcajadas a su paso. Le conoceréis por interpretar a un guardia civil en una de las escenas más graciosas de la película Airbag o por su papel de Patxi Arrigagorritxerriberrigoitiabeitia. En este combate dialéctico nos ponemos “serios” para hablar de lo plástico y lo humano.

Blue Demon Vs Gorka Aginagalde

image-2

¿Plástico qué te sugiere?

Vinilo…(risas)

¿Eres más de reutilización o reciclaje?

De re-utilización reciclada.

¿Cuál sería tu aportación para la reutilización del plástico?

Mi aportación sería los muñecos que hago con mi hija, partiendo de botellas de agua y cartones de leche. Quedan increíbles. El año que viene a “Arco” (Feria Internacional de Arte Contemporáneo).

¿Existe una doble moral en torno al uso del plástico?

En cierta manera sí. Hay veces que voy al contenedor amarillo con mis bolsas y pienso: ¿Estoy haciendo el tonto? ¿Las grandes industrias van con sus bolsones al contenedor o lo tiran todo al mar, como en aquel capítulo de “Los Simpsons”?

¿Crees que estamos en la era del Intrusismo plástico en la nuestra alimentación?

Creo que aquí aún sabemos comer bien, preferimos un buen chuletón a una hamburguesa de plástico.

Un día de resaca, ¿porqué te decantas más por el fast food o un puchero?

Soy más de sopita de pollo y… una cerveza (risas)

¿La arruga es bella o mejor buena dosis de botox para estirar la piel?

No soporto el botox, como actor, creo que se pierde toda expresividad.

¿Cuál es para ti un fiel ejemplo de persona de plástico humana?

Nicole Kidman ¡¿POR QUEEEEEÉ?!!

Actor, humorista y cantante, ¿estarías dispuesto a mantenerte eternamente joven por exigencias profesionales ?

Joven de espíritu, va a ser que sí. Físicamente iré disfrutando de las arrugas que me vayan saliendo, y haciendo papeles que vayan acordes con mi edad.

Tu salto al cine fue interpretando a un guardia civil en la película de Juanma Bajo Ulloa, Airbag, en una de las escenas más divertidas de la película, y desde entonces no has parado de trabajar en cine, televisión, teatro… ¿es el humor en el terreno artístico donde más cómodo te sientes?

Disfruto mucho con la comedia, pero también con el drama. Disfruto metiéndome en la piel de cada personaje.

Ahora estas inmerso en el espectáculo de humor, ¡A gusssto!, interpretando a Patxi Arrigagorritxerriberrigoitiabeitia, un vasco aficionado al turismo sexual, ¿cuál es la acogida del personaje entre el público? ¿ el sexo sigue siendo un tabú en nuestra sociedad o es un recurso humorístico que funciona?

En ¡A gusssto! comparto escenario con Gurutze Beitia que interpreta a la cubana que se ha traído Patxi de la isla, es una combinación vasco-cubana explosiva. Patxi es un personaje muy agradecido, el público se identifica rápido con él, todo el mundo aquí conoce a algún “Patxi” y se hace querer.

image-4

Dada tu trayectoria profesional ¿crees que se ha roto el mito de que los vascos somos unos sosos y no sabemos reírnos de nosotros mismos?

No sé si soy el más indicado, llevo años acostándome con la misma mujer (risas). No me gustan las generalidades, creo en el individuo. Hay vascos y vascas que follan mucho y otros y otras que no se comerán un colín. Creo que aquí sabemos reírnos de nosotros mismos. ¡Y mucho!

¿Qué papel te gustaría interpretar?

¡Puf…muchos! puede sonar prepotente, pero me considero un actor camaleónico, me encanta variar, ir de un extremo a otro, hoy Herminio Bolaextra y mañana Julio Cesar.

¿Tienes alguna meta o sueño profesional que aún no hayas alcanzado?

¿Mi meta?… seguir trabajando. Soy un privilegiado, mi trabajo es mi pasión

Por último, y volviendo al tema que nos acontece, ¿cuál sería el personaje más plástico que hayas interpretado?

En el cortometraje de Gregorio Muro “Tras los visillos” interpretaba a un asesino que se había hecho la cirugía ¡Anda que no llevaba latex encima! jajaja ¡4 horas diarias de maquillaje! ¿Te parece poco plástico?

Ecologismo Feliz

El plástico, ¡ajhh! Que rechazo causa sólo escuchar la palabra. Ese material tan reacio a biodegradarse. Tan barato que cualquiera puede tenerlo pero tan contaminante que nadie sabe que hacer con él. Te lo encuentras tirado en cualquier lado y en los últimos años ha cogido la costumbre de acumularse en grandes manchas en el Océano. ¿Cómo es posible con el empeño que ponemos en acumularlo en países vertedero del Tercer Mundo?. Además, es un derivado del petróleo, esa materia prima que nos está robando el oxigeno y recalienta el planeta. ¡Maldito plástico, como te odio!

Aunque si lo pienso detenidamente me doy cuenta de que forma parte de nuestra vida. Vivimos rodeados de objetos de plástico (o que contienen piezas de este material) sin los que nuestra vida sería mucho más complicada y cara. ¿Cómo sustituiríamos a los “tapers”? … y ¿cuánto costaría un ordenador sin piezas de plástico? Más que un Mac, seguro. Y lo mismo podría aplicarse a coches y electrodomésticos. ¿Cómo revestiríamos un cable? Aunque actualmente hay mucha gente a la que le vendría mejor que los cables vinieran desnudos de fábrica, para poder llevarlos a la chatarrería directamente.

Puede que no sea un material tan maligno, puede que sea un material sin capacidad de raciocinio. Quizá la responsabilidad de todo lo que se ha hecho de plástico, del uso que se ha dado a esas manufacturas y de como se han desechado sea… nuestra. O sea que somos nosotros quienes estamos destruyendo nuestro planeta. (Si, todo esto forma parte de la conspiración blatoidea, pero ya hablé de ello en Strangis #02 Involución. Así que vamos a centrarnos). Afortunadamente los poderes públicos y privados ya han pensado como… ¿solucionar el problema? No, han pensado como calmar nuestras conciencias y lo han llamado: “¡Reciclaje!”.

Inspirados por este moderno concepto, la ciudadanía provee gratuitamente de materias primas a la industria. La industria produce nuevos objetos con una parte significativa de nuestros desechos (en realidad son una pequeña parte de la basura total si incluimos los desechos industriales) y nos los vuelve a vender. Así que una ínfima parte del plástico que se consume cada día entra en un ciclo de reciclado mediante el cual pagamos varias veces por un material que nosotros mismos recolectamos. Y además nos sentimos a gusto con nosotros mismos por ser tan ecologistas, ¿no es genial?

Mientras, las cucarachas se frotan sus patitas porque la humanidad no se da cuenta que lo ecologista de verdad es beber donde está el agua y comer donde está la comida. Bienaventurados los blatoideos pues suyo será el Reino de la Tierra.

El Ciudadano Feliz