¡Menuda Salvajada!

¿Cómo pudieron permitir eso? ¡Tanto tiempo además! ¿No les remordía la conciencia? ¡Cuánta arrogancia! Y es que lo que ocurrió un dos de junio de 1816 cuando la fragata ‘Medusa’ naufragó frente a la costa oriental africana no tiene nombre. Tal vez ineptitud. Sí, su capitán demostró ser un inepto. No fue capitán por méritos propios….consiguió el cargo apoyando a los Borbones. ¡Amiguismos los ha habido desde que el mundo es mundo!

Bueno, ¿qué pasó entonces? Pues que el capitán y sus oficiales emplearon las barcas salvavidas abandonando a los 149 marineros que les acompañaban, ya que los consideraron socialmente inferiores. Y, en una balsa que estos últimos construyeron, navegaron a la deriva durante trece largos días en los que se sucedieron escenas de locura, desesperación y canibalismo. Sólo veinte sobrevivieron (cinco de ellos fallecen durante el rescate).

rafa

¿No os parece este acto propio de incivilizados, de personas brutas, de eso que erróneamente conocemos como salvajes? Pero, lo peor de todo está por venir. Sí, las crónicas nos siguen contando que, rescatados finalmente por un carguero, es en el otoño del año siguiente cuando los supervivientes publican el relato de lo sucedido. Y ahora viene lo mejor pues la reacción de la sociedad, sorprendentemente, ¡es de repulsa! Por si todo esto fuera poco, el estado se encarga antes de ocultar el suceso. Esto…vamos a ver…¡tanto la sociedad, manipulada como siempre, como el gobierno se lavan las manos! Menuda locura! Menuda salvajada! ¿Qué ilustración, qué civilización, hay en esta triste historia? ¡Ninguna! La Balsa de la Medusa que realizó el pintor Théodore Géricault causó rechazo, porque además de representar algo que el propio estado quiso esconder, también mostró como protagonistas a seres humanos desconocidos, y eso era algo impensable para la alta sociedad de su tiempo.

Salvaje viene del latín ‘Silvaticus’, es decir, propio de la selva, propio de lo natural (sin ser plantado), propio de lo no domesticado. Propio, según algunos, de lo primitivo, de lo inculto, de lo feroz. Propio de, y aquí está el truco, de lo que el ser humano “no puede meter mano”. Pero salvaje también es sinónimo de libertad, de natural, de lo que un servidor quiere entender como intuitivo. ¿No pudieron entonces elegir a un capitán competente, no pudieron reconocer el error desde un principio? No, ellos fueron los salvajes, los irracionales, y tuvo que venir un artista de esos que se conocen como ‘Románticos’ a decirnos que “ni la poesía ni la pintura podrán jamás hacer justicia al horror y la angustia de los hombres de la balsa”.

Saludos,
Un estudiante

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s