#09Destino

newsletter

Sin título.

Autor: Sergio Pérez Berasategi. (rayocatatumbo@gmail.com)

No creo en el destino como un poder sobrenatural ineludible. Sería un acto de fe demasiado grande por mi parte. Tampoco creo en un dios. En esta ilustración intento representar un “yo” condicionado por las decisiones y caminos que elige. Una vía enrevesada, con múltiples direcciones, donde las cosas y personas van llegando o “cayéndose” en función de las decisiones tomadas en cada cruce.

Anuncios

Destino

facebook_09_destino

No os acostumbréis a la vida.

Lo que la hace interesante es que el único destino cierto para todos es la muerte. No hay nada que demuestre o refute la hipótesis del destino más allá de esta afirmación. Sólo podemos intuir la respuesta a través de la imaginación y la experiencia, haciendo metafísica. Como cuando hablamos de Dios, la respuesta nunca será absoluta ni definitiva. Pero como sucede tantas veces, en este caso también, lo importante no es la meta sino el camino. Y el camino es la reflexión.

En este sentido, creo, debemos asomarnos a las visiones proféticas de nuestro Ciudadano Feliz que vuelve a hablarnos de las cucarachas dominando el universo. O es una reducción al absurdo de la idea de la predestinación o quizá debamos entregarlo a las autoridades.

También pesimista con el presente pero con más incertidumbre hacia el mañana, el Señor Price echa la vista atrás, a la década de los 70, y encuentra uno de los futuros que nos sugiere la ciencia ficción. Un futuro muy posible, pero todavía no irreversible.

Un Estudiante se acerca al arte más modesto del Califato en su época de explendor. Optando por el destino como finalidad, nos cuenta como el arte forma parte del ritual de purificación que supone el retiro, el separarse del ruido y la inercia que conlleva la vida en sociedad. O quizá introduce sutilmente en nuestras cabezas la idea de la rebelión individual y silenciosa. Paso previo, necesario para la revolución.

Blue Demon se enfrenta a Santi Ugalde para arrancarle información sobre su destino y la predestinación (o no) de su éxito. Juzgad vosotros mismos pero yo creo que nuestro luchador se encuentra a un duro rival que nos habla del futuro, los videntes y el debate experiencia – genética.

Es nuestro destino remover vuestras conciencias.

Pensad, conmoveos, criticadnos, revolveos!

¿Para qué se destinaban los castillos omeyas del desierto?

Moles de piedra siguen vistiendo los desiertos de Siria, Jordania y Palestina, y mientras que  unos mantienen que pudieron ser centros de explotación agrícola, otros no dudan de que se tratan de lugares para el descanso y el estudio de la naturaleza. ¡Allí, con arena para parar un tren! ¡Allí, con las zonas secas casi todo el año! Pero claro, confunde sus recintos amurallados, su planta cuadrada y sus refuerzos a base de torres en sus lados y ángulos. ¡Trastoca su aspecto militar! Vale, muy bien, ¿pero por qué se construyeron? ¿Cuál fue su destino?

Hay quien dice que la favorita del califa Abd el-Malik, llamada Maysun (cristiana, siria y beduina) rechazaba la vida de la corte. Ella, poetisa, mantenía con anhelo, con profunda pena parecer ser, que aquellos que vivían en la ciudad sufrían. Así es que acompañaba a su hijo a los desiertos, para revivir la existencia de sus antepasados, y así el niño, futuro califa, disfrutaba y aprendía cazando, cabalgando y, lo más importante, aprendía la perfecta pronunciación del árabe, pues desde hacía algún tiempo se convivía con el arameo, y esta lengua contaminaba a la otra. Por eso y por la carencia de agua durante prácticamente todo el año, se dice que los castillos omeyas del desierto, al menos los que se mantienen en pie, no pudieron ser ni centros agrícolas ni palacios destinados a la recepción administrativa. ¡Para eso estaba Damasco, el centro político!

Además, se duda de las dimensiones de ciertos palacios, tan reducidas que sólo podían disfrutarlas los califas y pocos acompañantes. ¿Su destino era acoger reuniones, congresos? No, su destino fue el del estudio de la vida, el de la contemplación, el del descanso…como bien se deduce de las pinturas que decoran ciertas estancias como las termas, frescos que representan figuras abstractas y vegetales sí, pero también de caza, de animales y, lo más curioso, vemos formas humanas (algo impensable para la tradición islámica). No hay duda, el destino de estos palacios en mitad de los desiertos era el de alejarse de lo oficial, de lo políticamente (y también religiosamente) correcto. Su destino fue rebelarse, como quienes les dieron vida: los omeyas del siglo VIII.

La Broma de los Dioses

Al principio de los tiempos, los dioses trabajaban a destajo creando el universo. Un lugar armónico con su pizquita de caos para que todo siguiera girando. Un grupo de dioses especialmente laboriosos se entretuvieron con los detalles de un planeta. Con mucha paciencia elaboraron la tierra, sus componentes y relieve. Cubrieron casi toda su superficie con agua y en un arranque de inspiración crearon la vida. El resultado fue una obra guapa que te cagas, con sus alteraciones climáticas y sus especies evolucionando. Cuando creyeron que todo estaba listo y que funcionaba por sí mismo se regocijaron y llamaron a los demás dioses para enseñarles su trabajo. Todos se maravillaron. Se dedicaron a observar y probar todas las maravillas contenidas en ese pequeño rincón del universo.

Fue una fiesta inocente hasta que se encontraron con el fenómeno de la fermentación.  En breve la borrachera fue generalizada. El primero que sintió la resaca lanzó un meteorito para cubrir la atmósfera de polvo porque le molestaba la luz. Como efecto secundario se cargó a un montón de seres vivos. En medio del embotamiento mental y el cachondeo, quisieron arreglarlo y comenzaron a crear otros seres. Así surgió el ornitorrinco pero también el homo sapiens. 

El ser humano era muy gracioso. Las divinidades se desternillaban viendo las caras que ponía mientras se preguntaba cuál era el sentido de la vida. Para continuar con la broma le dieron libre albedrío y luego le metieron en la cabeza la idea del destino manifiesto. De tanto en tanto se comunicaban con un grupo de gente y les convencían de que eran el pueblo elegido, superiores al resto y poseedores de la verdad absoluta. Estos grupos se creían con el derecho y el deber de ser los tutores del resto de los seres humanos. Si alguien discrepaba estaba equivocado y si alguien se oponía debía morir.

A día de hoy el número de “elegidos”, tanto grupos como individuos, es ridículamente alto… y algunos ya se han dado cuenta del chiste. Pero no lo revelan al resto de la humanidad sino que prefieren compartir la broma con las deidades y animarnos al resto a lanzarnos en cruzadas por cualquier idea abstracta. Nos matamos por Dios, por la civilización, por la democracia, por el deporte, por un palmo más de tierra o incluso por la paz. Nos matamos por la paz y sólo por eso ya somos la especie más estúpida conocida.

Y como se yo todo eso… Pues porque dios me ha hablado y me ha dicho que soy el elegido y que debo guiar a los infelices ciudadanos a la verdad a través de la escritura. Y mi destino es ser encumbrado por encima de mis semejantes, dominarlos y prepararlos para el advenimiento del Imperio Intergaláctico Blatodeo. Estad atentos porque pronto tendréis que elegir. El que no se someta a mí morirá, porque la muerte es el destino de todos.

El Ciudadano Feliz

Cuando El Destino Nos Alcance

Año 2022, el planeta sufre una escasez de alimentos debido a la sobre-explotación y la contaminación que, prácticamente, han terminado con los recursos naturales. La acción nos sitúa en un New York superpoblado donde la gente vive en condiciones miserables y se amontona en las calles y portales. Se alimentan de un compuesto sintético a base de plancton llamado soylent, ya que los pocos alimentos naturales que quedan están reservados a la élite, una selecta minoría que vive aislada de la población en pisos de lujo y mantiene el control político y social con una represión salvaje. Robert Thorn (Charlton Heston) es el policía encargado de investigar el asesinato de William Simonson (Joseph Cotten), un importante hombre de negocios perteneciente a esa élite y ex-directivo de Soylent Corporation, la empresa que monopoliza la fabricación del soylent, único alimento de la población. Thorn con la ayuda de su anciano amigo Sol Roth (memorable Edward G.Robinson en su último papel) se implican en una trama, que, con muchas dificultades, les llevara a descubrir el terrible secreto que se esconde tras el nuevo soylent green.

Cuando_el_destino_nos_alcance-484289724-large

Cuando El Destino Nos Alcance ( Soylent Green, 1973) está dirigida por el artesano Richard Fleischer, director de clásicos como Vikingos, Tora! Tora! Tora! o El Estrangulador De Boston, que nos ofrece una película crítica sustituyendo el pánico antinuclear que tanto se había utilizado en la ciencia-ficción por algo más terrenal: la represión de gobiernos totalitarios, la contaminación, la escasez de comida y la superpoblación. Y sabemos que esto es algo que ha ido a peor.

soylentgreen

Quizás podamos hacer algo antes de que el destino nos alcance.

Sir Christopher Price.

Trailer

Trailer2

Round 9: Blue Demon Vs Santi Ugalde

Quizás sea un cruce de caminos o la fuerza del destino, quién sabe, lo que único que está claro es que mi próxima victima me caída del cielo o para ser más exactos de los escenarios. Santi Ugalde es un grande, uno de esos actores difíciles de olvidar que ya sea en televisión, cine o teatro defiende al personaje como si de él mismo se tratara. Y es que la pasión que tiene por su profesión traspasa la frontera de espacio y lugar para trasladar al público todo su ingenio y carisma. Con él hablamos de lo determinado e indeterminado para llegar a un destino común, acercarnos a la persona y no al personaje.

Round 9: Blue Demon Vs Santi Ugalde

¿Crees en el destino? ¿Por qué?

No creo en el destino. Miro para atrás y no hubiera acertado en mi quiniela ni por asomo. Creo que si imagino mi futuro mi margen de error sería enorme, eso significa que todavía puedo soñar, algo muy importante para seguir adelante.

¿Adónde crees que te va a llevar la vida? 

Lo mas probable que a la muerte. Entre medio sólo le pido poder seguir ilusionándome con proyectos, con personas, con lo que nos quede de naturaleza, con……

Si el futuro está escrito, en tu opinión, ¿dónde queda la superación personal? 

Bueno como he dicho anteriormente, no creo que el futuro esté escrito.

¿Eres más de predisposición genética o de educación más experiencia?

60-40 yo si que creo que venimos al mundo con un mapa genético muy concreto. Con una herencia física y psicológica muy grande. La educación nos modula más o menos dependiendo de muchas circunstancias: unas propias ( nuestra capacidad de cambiar, de aprender..) y otras ajenas( círculo familiar, los amigos, la profesión)…

Y la reencarnación, ¿crees que la muerte no es más que un ciclo de vida que no para de girar o es una leyenda popular como consecuencia del miedo a lo desconocido? Sí crees en ella cuéntanos en qué te reencarnarás.

La reencarnación me parece una falacia innecesaria.

xanti foto

Después de tanta pregunta existencialista, vamos con una más real, de esas de los pies en la tierra, ¿te atreverías a ir a un vidente para que te leyera el futuro?

Sí. Me da mucho morbo, me encanta que el vidente acierte.Es un personaje casi siempre atractivo.

A nivel profesional, ¿alguna vez has conseguido un personaje por estar en el sitio adecuado en el momento adecuado? 

Es posible que sí pero no he sido muy consciente.Yo mas bien creo que mi fortuna se ha organizado a base de muchas pequeñas experiencias, de muchos cruces: algunos casuales y otros no.

Has participado en obras de teatro, series y programas de televisión, y por supuesto, en cine, ¿en qué medio te sientes más cómodo para trabajar? y ¿en qué género te desenvuelves mejor? 

Yo creo que me desenvuelvo mejor en el teatro, entre otras cosas porque es lo que mas he hecho. Lo más difícil me parece la tele, nunca hay tiempo para nada.

Trapu Zaharra (Otxandioko Artekale Eguna) 1

Uno de tus personajes más recordados es el de Joxepo en “Vaya semanita”, ¿es difícil desvincularse a nivel interpretativo de un personaje tan conocido y carismático? 

Donde realmente me resulta difícil desvincularme es en la calle, a nivel interpretativo no. Joxepo funciona como una marca que me vincula a una época, un equipo de trabajo, a unos compañeros…

¿Cuál ha sido tu mayor campanada profesional? 

Sinceramente no creo que haya tenido ninguna campanada a nivel individual, aunque reconozco que si ha habido espectáculos, series, que han tenido más eco casi siempre potenciados por el rollo mediático. Ocho apellidos vascos, es un ejemplo. Que vida más triste, es el ejemplo de todo lo contrario: una serie que va peleando semana a semana

¿Cuál es tu próximo destino profesional? 

 Ahora mismo estamos escribiendo una historia de teatro de calle para el año que viene que de momento se llamará “ Bienvenido Findemundo” con Txema Ocio.Y en diciembre empiezo una serie para Antena 3. Entre medio como siempre hay cositas.