Negra rutina

Verano de 1949 en un pequeño pueblo del norte de California, Ed Crane (Billy Bob Thornton) es un introvertido y silencioso barbero que trabaja en el establecimiento de su cuñado Frank (Michael Badalucco). Vive el día a día en una constante apatía, totalmente resignado a una vida insípida, atrapado en la cotidianidad más aburrida y fumando, fumando continuamente, cigarrillo tras cigarrillo, como si fuera lo único que ilumina su gris existencia. Cuando termina su jornada en la barbería regresa a su hogar con su esposa Doris (Frances McDormand), que se casó con Ed porque no hablaba mucho. La pareja no parece quererse demasiado, simplemente se soportan, se conforman el uno con el otro como si ninguno de ellos pudiera aspirar a más. Y fuman, fuman continuamente. Pero cuando Ed descubre que Doris mantiene un romance con su jefe, Big Dave, interpretado por el gran James Gandolfini (Los Soprano), decide chantajearle mediante una carta anónima en la que explica que conoce su adulterio y que se lo contará a su esposa y al marido de su amante, a no ser que le entregue cierta cantidad de dinero que Ed piensa invertir en un negocio “seguro” que le permitirá salir de su anodina vida.

negro6

El hombre que nunca estuvo allí (The Man Who Wasn´t There 2001.) está escrita, producida y dirigida por Joel e Ethan Coen, que ya habían coqueteado con el género negro en otros títulos de su filmografía como Fargo (1996), Barton Fink (1991) o Muerte entre las flores (Miller´s Crossing,1990).

Es la que nos ocupa, a mi parecer, una de las mejores cintas de cine negro moderno, filmada más de medio siglo después de la era dorada del género.
Rodada en un nítido blanco y negro, la ambientación es perfecta y tiene una fotografía e iluminación impecables, que juegan perfectamente con el humo de los cigarrillos que fuma continuamente Ed,  pero sin duda una de las grandes bazas del film es la comedida interpretación de Billy Bob Thornton, narrador y alma indiscutible de la película. Cuenta también en su reparto con secundarios de la talla de Richard Jenkins, Tony Shalhoub (Monk), una jovencísima Scarlett Johansson y el siempre solvente Jon Polito, un habitual en las películas de los Coen.

negro4

En definitiva, una gran película.

Mentiras, crimen y traición. ¡¡¡¿Qué más queréis?!!!

Sir Christopher Price.

Trailer 

Anuncios