Verdaderamente Falso

Os propongo un batiburrillo de cosas y sacar vosotros mismos vuestras conclusiones…

 “Los Reyes Magos”,”Para pelar las pipas peladas tienen contratados a jubilados sin dientes”, “El amigo del protagonista de Aquellos maravillosos años es Marilyn Manson cuando era chiquillo”, “Venimos de Adán y Eva”, “Las exactas predicciones de Sandro Rey”,”Las armas de destrucción masiva de Sadam Husein estaban muy bien escondidas”, “Ricky Martin en el armario, una niña de calentón, mermelada y un perrito goloso”, “La Constitución”, “El próximo número premiado de la lotería será el 453034”, “Las calcomanías tienen LSD”, ”La Paz Mundial”, “Las cadenas de mensajes de: envía a 10 personas”, “Karmele Marchante es la madre de Amaral”, ”Los productos milagrosos”, “Ana Botella domina un inglés muy fluido”, “Los conguitos los hacen unas ovejas alimentadas a base de cacahuetes y chocolate”, “La TDT”, “Los Tours de Lance Armstrong”, “Los conciertos de Nancys Rubias”, “Los coches con Ziritione”, “La Lucha Libre”, “Los champiñones vienen de la región francesa de Champignon”, “La Fundación Nóos”, “La bronca de Wyoming a la becaria y la posterior contrastada información de Intereconomía”, ”Intereconomía en sí”, “Se reparte droga gratis a las puertas de los colegios”, “El programa electoral de muchos partidos políticos”, “Los chinos cuando mueren no los entierran, los sirven en sus restaurantes como ternera agridulce”, “Jordi Hurtado no envejece porque es de teflón”, “La policía vela por tu seguridad”, “Los Milli Vanilli”, “Las compañías telefónicas”, “Un gitano sin primos”, “El ilusionismo de David Copperfield”, “El actor que interpretaba a Steve Urkel murió de sobre-chute”, “Las cien mil naves extraterrestres de Carlos Jesús”, “Las cifras de los asistentes a las manifestaciones”, “A Ana Obregón se le reventó una teta en un vuelo por la presión”, “Barcenas no tiene el dinero porque lo donó a obras de caridad”, “Elvis está vivo y vive en Marina D’Or”, “Los libros de Ana Rosa Quintana”, “Las muertes de 100 Maneras de Morir”, “Mónica Naranjo es Tino Casal operado”, “E.T.A. está detrás de 11M porque el PP no miente”, “Los trileros de la Rambla”, “Estudia y tendrás un futuro”, “Anne Germain habla con los muertos de sus cosas”, “La nariz de Pinocho”, “El 30 de octubre de 1938 EEUU sufrió una invasión extraterrestre”, “Aire acondicionado gratis o descuento equivalente”, “El negrito del África tropical de Cola-Cao es Malcolm X de joven”, “Gran Hermano es cultura”, “La pulsera Power Balance”, “Madonna fue vista en la Alameda de Hondarribia este verano comiéndose una cazuelita de callos”, “Si te pones delante de un espejo a media noche y dices tres veces la palabra ojete aparece Chuck Norris y te suelta un par de hostias por imbécil”, “Mariano Rajoy es comunista y no tocará las pensiones”, “Las bolsas de Matutano vienen llenas como en los anuncios”, “Camela graba una Ópera rock con la orquesta sinfónica de Viena”, “Este sábado me caso”, “Informáticos de Kazajistán desarrollan una aplicación para descargar las drogas por Torrent”, “La pirámide financiera de Madoff”, “La marihuana quita el hambre, el speed te lo da”, “La realidad virtual”, “Keyser Söze”, “Llama, acierta la palabra y gana”, y por último, “Chupa chupa, que yo te aviso”.

 mosaico editorial mentira

¿Que qué pasa con toda esta amalgama de sandeces y pamplinas?

Muy fácil, todas tienen como común denominador una cosa LA MENTIRA, tema sobre el que gira este nuevo número de Strangis. Así, ya puestos en materia, si no le hablas de este fanzine a 10 amigos en menos de 24 horas sufrirás una muerte desgarradora y cruel desangrándote agónicamente fruto de grandes hemorragias en el recto, o en su defecto, atropellado y despanzurrado por un camión de la basura o un Meta-bus. Por el contrario, si lo cumples, te vas a cubrir de oros y miles de miles de miles de miles de leuros, prenda. …que nooooo, que era mentira!!!

Histrión de Albañal

Anuncios

La mentira, la prueba material de que la verdad debe estar en alguna parte, por ahí afuera…, ha existido siempre. No es exclusiva de nuestra especie, pero el ser humano la ha re-dimensionado y dignificado hasta convertirla en un pilar de la sociedad actual, mejor dicho, en el motor principal de la civilización. Falacias, camelos, trolas, engaños, tretas, triquiñuelas. Desde el “vete a la cama o te comerá el coco”, pasando por el “esto te lo arreglo yo en una sentada”, al “en este ataúd pasará la eternidad mucho más a gusto”, los bulos nos envuelven y nos acompañan desde que nacemos hasta que morimos.

Todo empezó cuando un antepasado pionero, al que llamaremos Pinochito, intento cobrar impuestos por primera vez. La idea le vino a la cabeza cuando vio a sus vecinos demasiado ociosos. Había que aprovechar esa energía desperdiciada y alentarlos a trabajar más tiempo. Sin perder un instante se acercó al que más cerca tenía y le dijo, “¿me darás durante el resto de tu vida el 21% de tu cosecha?”. Su demanda fue respondida con otra pregunta: “¿Qué me vas a comer el qué?”. Entonces, Pinochito desarrolló la primera Mentira Oficial. Trataba sobre el bien común y el deseo de los dioses de desarrollar la civilización y mandó a cincuenta tíos con garrotes a que se lo explicaran al vecino mencionado. El sistema funcionó satisfactoriamente. Las buenas intenciones y la palabra de Dios, parece que al final era mejor tener solo uno, eran rápidamente aceptadas siempre que estuvieran respaldadas por un buen par de hostias. Es cierto que hubo varias discusiones acerca de la superioridad de ciertas patrañas sobre otras: que si mi dios es mejor que el tuyo o mi rey más campechano, que si tu estructura familiar me la paso por ahí, que si tu frontera no esta donde debiera … En la práctica, sólo eran naderías que no hacían sino afianzar El Sistema Mundial de Embustes, se resolvieran en el sentido que se resolvieran y si no se resolvían pues…mejor. Pero empezaron a aparecer filósofos y científicos que ponían en tela de juicio La Mentira Oficial. Al principio fue fácil ocuparse de esos listillos según iban apareciendo y utilizar sus cadáveres empalados como ejemplo para los demás, pero poco a poco el trabajo les desbordó, cada día había más listillos y menos madera, y fue necesario retocar La Mentira para que no cantara tanto a la luz de la ciencia. Este proceso es conocido como las revoluciones burguesas y dieron paso a la democratización de La Mentira.

Gracias a los hombres y mujeres que en esa época lucharon y entregaron sus vidas por la causa. Gracias a esos valientes, hoy todos, independientemente de nuestra etnia, sexo, orientación sexual, nacionalidad, olor corporal, etc. Tenemos derecho a hacer creer a los demás la mentira que más nos convenga. Suena bien pero en realidad esto también es falso. No todos somos iguales. Algunos ciudadanos felices como yo, nacemos para contar las mentiras, para que todo sea como tiene que ser y que todo vaya como tiene que ir. Vosotros, los ciudadanos desgraciados, estáis aquí para tragar y os vamos a convencer de cualquier cosa ya sea mediante dialéctica, fe, violencia o lo que haga falta, ¡lo que sobran son medios y ganas!

El ciudadano feliz.