El beso de Carandiru

Saludos, mi nombre es Sir Christopher Price. No hace mucho recibí una llamada que me hizo salir de mi retiro, un equipo de jóvenes ambiciosos/as han creado este fanzine y querían contar conmigo para que escribiera esta sección. Así que sin más dilación me fugué de la institución mental para críticos cinematográficos y aquí estoy… en la decimoquinta planta de la redacción Strangis escribiendo estas líneas. Mi tarea será la de recomendaros algunos filmes, esto siempre lo haré según mis preferencias, es decir, recomendaré lo que me da la gana.

el beso de la mujer arañaAsí, en relación a los muros, os voy a recomendar dos de las mejores películas carcelarias que nos ha dejado el cine moderno, ambas dirigidas por Hector Babenco (1946), director argentino afincado en Brasil. El cineasta se caracteriza por realizar interesantes denuncias sociales como las que hoy nos ocupan. La primera de las películas que nos acontece es “El beso de la mujer araña”(1985), filme que relata la relación entre dos compañeros de celda, Molina, interpretado por William Hurt, encarcelado por seducir a un menor, y Valentín, Raúl Julia, revolucionario torturado salvajemente. El amor y la amistad se entremezclan y confunden en un escenario que hubiera sido imposible de no ser por la falta de humanidad que les rodeaba en esta inmunda prisión. Los dos actores principales realizan unas interpretaciones sublimes, de hecho, William Hurt recibió el Óscar por su papel en esta película.

El segundo de los filmes es “Carandirú” (2003), adaptación cinematográfica de la novela “Estacióncarandiru Carandirú”del Dr Drauzio Varella, médico de la propia cárcel en la que está ambientada la película, especialista en Sida que también está representado en el filme. Carandirú cuenta con un reparto coral ambicioso. El realismo en esta película queda patente en la exquisita descripción de las muchas historias que día a día se vivían en esta prisión hasta desembocar en una revuelta salvajemente reprimida por la policía, que asesinó a más de cien presos desarmados. Amor, humor y brutalidad se dan cita en esta gran película.

Espero que sigáis mi consejo, no os arrepentiréis.

Atentamente,

Sir Christopher Price.

Trailer: El beso de la mujer araña

Trailer: Carandirú

Anuncios