Hijos de los hombres

Saludos cinéfil@s,

para este número involucionista os voy a recomendar una película que personalmente adoro, “Hijos de los hombres” (Children of men) estrenada en el año 2006 y dirigida por el mexicano Alfonso Cuarón. hijosdeloshombres_ee_frontal

Este filme está ambientado en Inglaterra en el año 2027, siendo una película propia del género futurista o de ciencia ficción resulta demasiado creíble y cercana para denominarla así. La trama desarrolla la idea de la esterilidad del ser humano y como consecuencia la extinción de la raza, dado que hace 18 años que no hay nacimientos. Este hecho desemboca en un totalitarismo ideológico y en una violencia extrema dirigida contra los inmigrantes que nos hace preguntarnos sí de verdad estamos ante un filme de ciencia-ficción. Así, entre grupos armados y campos de concentración surge nuestro protagonista, Theo, interpretado por Clive Owen, un ex-activista desencantado reconvertido en burócrata cuya única válvula de escape son las visitas a su viejo amigo Jasper, Michael Caine. El mundo de Theo se tambalea cuando es conducido a ver a Julian, Julianne Moore, ex compañera de Theo y líder de un movimiento clandestino de apoyo a los refugiados, quién le pide el favor de conseguirle papeles a Kee, Claire-Hope Asthey, para salir del país. La trama da un giro cuando Theo descubre que Kee guarda un secreto que puede hacer temblar todo el sistema, llevando a Theo a comprometerse de lleno para así poder lograr su objetivo.

A lo largo de las casi dos horas que dura la película es destacar las sublimes interpretaciones de todo el elenco de actores y actrices, su magistral dirección, así como el hecho de que nuestro héroe se pase la mayor parte del metraje huyendo en chancletas. Asimismo, es de recibo comentar que se dan dos de los mejores planos secuencia que hemos visto en muchos años, por un lado, el salvaje ataque en la carretera, y por el otro, la huida del ghetto. Todo esto hace que ésta sea una película inolvidable a pesar de algunos flecos del guión. En resumen, es un gustazo encontrarte con una película de gran presupuesto que no toma al espectador por gilipollas.

Para terminar, no podía dejar pasar la ocasión de realizar una mención especial al grandísimo Michael Caine, actor que siempre está enorme, y es que aunque le dieran un papel para interpretar a un cenicero, estoy seguro que lo bordaría.

 Ala, a jugar a pala!

Atentamente,

Sir Christopher Price

Trailer

Anuncios